Chucherías antiguas

Uno de los recuerdos más gratos de nuestra infancia son las chucherías. Esas golosinas que podíamos comernos para compartir con nuestros amiguitos mientras descansábamos de tanto jugar.

¿Te acuerdas de las chucherías que comías de pequeño?

Desafortunadamente y con el paso del tiempo muchas de ellas fueron quedándose en el olvido, tanto así que la mayoría hoy en día ni siquiera existen en ningún anaquel, por diferentes razones económicas y de tendencias del consumo.

El día de hoy nos hemos puesto algo nostálgicos, por lo que te traeremos los nombres más importantes de las chucherías antiguas para que recuerdes tu infancia. ¡Se te saldrán las lágrimas de los ojos!

chucherias

Las chucherías más antiguas

Muchos de ellos todavía siguen existiendo, mientras que otros definitivamente han salido del mercado para darle paso a unos productos nuevos. Algunos que seguro estarán en tu memoria son:

Los fresquitos

Aquí mojabas el chupa chups en el pica pica y cuando te lo llevabas a la boca sentías una explosión de sabores impresionante. Seguro que eran de tus chucherías preferidas.

Bomba

Esto era especial para los amantes del picante. Lo introducías en tu boca y era casi imposible comértelo todo debido al fuerte ardor que producía. Sin embargo y a pesar de todo esto era uno de las chucherías más solicitadas del momento.

Bubbaloo

Uno de los más famosos en esa época, tanto así que se expandieron a algunos países de Latinoamérica como Venezuela. Era un chicle que al principio era bastante duro, sin embargo al pasar unos segundos sentías una explosión de sabores que realmente duraba muy poco.

Palotes

Un clásico entre nuestros amiguitos. Teníamos que comer esto sí o sí para ser parte de nuestro grupo y estar a la moda.

Pajitas con pica pica

Una innovación que produjo muchas ventas, sin duda alguna.

Two to One

Eran unos caramelos en barra que tuvieron un rotundo éxito. Lo más loco del caso es que les dejaba pegajosas las manos a los niños en muy poco tiempo y aún así lo disfrutaban.

Barra de labios de caramelo

Cuando terminabas tenías todos tus labios de color fresa, lo que te hacía sentir sexy y competías con tus amigos del vecindario.

Anisitos

Quizás no los conociste. Eran unos pequeños caramelos que venían rellenos de anís, lo que producía una fiesta de sabores en la boca de los niños. ¡Era una auténtica locura!

Helados con forma de caramelo

Estos helados con forma de caramelo fueron un boom en todo el país, ya que ninguna otra golosina tenía esa presentación y sabor. Aún así eran completamente deliciosas.

Ositos de goma

Extrañamente todos los niños de esa época nos emocionábamos con las golosinas en formas extrañas, especialmente si se trataba de animales. En este caso las gomitas de ositos era una de las más demandadas por los más pequeños de la casa.

Galletas dinosaurio

Afortunadamente esto sí lo venden en el supermercado. Aunque no son chucherías, era algo que frecuentemente les daban a los niños en las fiestas y compartir del colegio.

Las Pantera Rosa

Los amantes del dulce no sentían tanta atracción por este producto. Sin embargo los demás dicen que era una experiencia maravillosa, sentías toda una fiesta de sabores en tu paladar.

¿Por qué se pusieron de moda las chucherías?

chucherias de moda

Esta es una buena pregunta que no es nada fácil de responder. Las golosinas por lo general no son muy beneficiosas para la salud. De hecho es todo lo contrario, ya que contienen muchos químicos y colorantes que pueden afectarnos seriamente, especialmente si se trata de niños.

Los niños ven las golosinas como un premio a un esfuerzo hecho luego de un periodo de tiempo. Por lo general nos los daban luego de pasar algún examen o realizar unas tareas muy difíciles. Las chucherías eran nuestro trofeo.

Aspectos positivos de las chucherías

No todo es negativo. Las golosinas en realidad si tienen algunos aspectos positivos que es necesario remarcar:

Satisface tus antojos

A pesar de ser un capricho, las golosinas se posicionan como todo un antojo en un momento de ansiedad o de hambre. Así que darle esto a un pequeño representa toda una experiencia maravillosa. De vez en cuando no le hará daño.

Aporte a tu energía

Cuando estamos realmente cansados se dice que una de las formas de recuperar las energías es comiendo un poco de azúcar. Esto es muy importante cuando sufrimos alguna baja de tensión y el azúcar es lo más urgente que podemos ingerir.

Puedes darle una golosina a un niño para que tenga más fuerza y ganas en un momento dado. Pero recuerda no acostumbrarlo porque podría ser peligroso.

Aspectos negativos

Así como hay elementos positivos, las chucherías tienen muchas razones para generar daño en nuestros organismos.  A continuación te nombraremos algunas:

Obesidad

Todas estas golosinas tienen una serie de aditivos y azúcares que se hace realmente complejo quitárnoslo de nuestras manos. Si nosotros como padres no estamos pendiente de esto, nuestro pequeño podría volverse fanático de ello, trayendo como consecuencia la obesidad.

Caries

Los dientes son fuertes pero también sensibles, especialmente con los colores y el azúcar. El alto consumo de chuchería puede traer como consecuencia la aparición de caries, un problema serio que debe ser tratado lo antes posible. Tampoco son de ayuda junto a tu carilla de porcelana porque la pueden debilitar mucho más.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *